Excusas que nadie cree

Excusas que nadie cree

Excusas que nadie cree

Cuando eres niño: El perro se comió mi tarea.

Cuando eres mayor: No eres tú, soy yo.

Cuando ya no se sabe lo que eres: Haría más dinero en la actividad privada que el que gano en la política.

Autor: Erlich

Una mochila propulsora lo soluciona todo

No puedes solucionar los problemas así

 

Una mochila propulsora lo soluciona todo.

-Brian tenemos que hablar. No es bueno para nosotros…

-Eso no suena bien.

-Tío, en serio.

-No te puedes alejar de los problemas con esa mochila.

Pero por supuesto que pudo, y fue impresionante.

Fuente: Poorly Drawnlines