Avispas, nacidas para joder

Empezando la luna de miel con energía