Piedra, papel o tijera…

Mamá, me voy a jugar…

Hijo, tenemos que hablarte de los pájaros y las abejas

Imagen

Hijo, tenemos que hablarte de los pájaros y las abejas-Hijo, tu madre y yo Hijo, tenemos que hablarte de los pájaros y las abejas.

-¿Os referís al sexo?

-No.

-Por culpa de los teléfonos móviles mueren pájaros y abejas. Millones.

-¿Qué es el sexo?

Cyanide and Happiness

Fuente: Explosm

 

España: otra viñeta que habla por sí misma

Imagen

España otra viñeta que habla por sí misma

España: otra viñeta que habla por sí misma

Autor: Malagón

La vida debería ser al revés (Quino)

La vida debería ser al revés


Se debería empezar muriendo así ese trauma está superado.
Luego despiertas en una residencia mejorando día a día.
Después te echan de la residencia porque estás bién y lo primero que haces es cobrar tu pensión.
Luego en tu primer día de trabajo te dan un reloj de oro.
Trabajas 40 años hasta que seas bastante joven como para disfrutar del retiro de la vida laboral.
Entonces vas de fiesta en fiesta, bebes, practicas sexo y luego empiezas el cole, jugando con tus amigos, sin ningún tipo de obligación, hasta que seas bebé, y los últimos 9 meses te pasas flotando tranquilo, con calefacción central, room service, etc…
Y al final abandonas este mundo en un orgasmo.
Quino

Cristiano Ronaldo preparándose para darlo todo un partido

Imagen

Cristiano Ronaldo preparándose para darlo todo un partido

 

Cristiano Ronaldo preparándose para darlo todo un partido

Videojuegos: realidad vs. expectativa

Imagen

como-espero-que-sea-jugar-al-mario-party-con-amigos

Cómo espero que sea jugar al Mario Party con amigos Vs Cómo acaba siendo en realidad

¿Te sirve un billete de Monopolio?

¿Te sirve un billete de Monopolio?

 

– Señorita, una Coca-Cola

-¿Te sirve Pepsi?

-¿Te sirve un billete de Monopolio?

¿Quién dijo que no se aprendiera algo de los videojuegos?

Los aprendizajes del Tetris

Fuente: The Perry Bible Fellowship

 

Madres que saben pedir cuando más duele

Madres que saben pedir cuando más duele

Madres que saben pedir cuando más duele