Durmiendo: lo que yo hago vs. lo que mi madre ve

Olimpiadas de la vida

Olimpiadas de la vida

Olimpiadas de la vida

Fuente: El espíritu cínico

Yo nunca finjo

Yo nunca finjo

 

Yo nunca finjo mis sarcasmos.

Sí, quiero

Sí, quiero

 

Sí, quiero.

Dormir: cuando éramos niños y de adultos

Amigos que te hacen sufrir

Amigos que te hacen sufrir

 

Amigos que te hacen sufrir

Mi amor, ¡estás para comerte!

Imagen

 

Mi amor, ¡estás para comerte!

-Mi amor, ¡estás para comerte! Pareces un almuerzo típico.

-Ah chinga, ¿y cómo es eso?

-Chorizo, panza, chicharrón, pellejo y dos huevitos

Confesiones después de casarse

Imagen

Confesiones después de casarse

Confesiones después de casarse

Cariño, ahora que estamos casados tengo que decirte algo.

– ¿Qué es?

– Todavía duermo con mi osito

– Oh Tom, eso es encantador.

– Yo no te dije que aún duermo con mis padres.

 – Ja, eres muy divertida, gracias por ser tan genial con esto.

Fuente: Channelate

¡Qué bonito es dormir con el perro!

Imagen

¡Qué bonito es dormir con el perro!

¡Qué bonito es dormir con el perro!

Descripción Gráfica